Adiós con el corazón

Adiós con el corazón

¡No! Nosotros no nos vamos… Como mucho, nos tomaremos unos días de vacaciones de Navidad, pero nada de decir adiós..! Los que se van, cada cierto tiempo -aunque vuelvan una y otra vez- son los políticos. Según el país y su sistema político, los primeros ministros, jefes de gobierno o, incluso jefes de estado, dejan su cargo y, en principio, se retiran. Como la educación no está reñida con nada, lo normal es que se despidan. ¡Hombre, las circunstancias mandan, pero de una u otra forma, decir adiós es lo habitual.

Es más que probable que muchos recuerden al presidente Nixon de los Estados Unidos despidiéndose desde la puerta del helicóptero con el que dejó la Casa Blanca tras dimitir por el escándalo “Watergate”:

despedida-richard-nixon-casa-blanca_claima20140808_0051_27

o la del rey Juan Carlos I en su abdicación:

adiósTodas las despedidas también tienen mucho que ver con cada uno de los personajes: aunque la situación política de la que derive la marcha marque mucho las maneras, las prisas, las formas, las puestas en escena o las fotos,  también el que se va pone su granito de arena. Su forma de decir adiós es parte de su manera de ser:

adiós

¿O no opinamos lo mismo? (Esta última es la publicada por Matteo Renzi en su cuenta de Twitter)

¡Feliz fin de semana -o puente para los que lo hayan disfrutado- a todos! Nos acercamos a la Navidad…¡vamos a tenernos que poner navideños…!

 

 

 

(Fotos: Nixon/AP; reyes/REUTERS; @matteorenzi)