Casual Friday o la informalidad del viernes

Casual Friday o la informalidad del viernes

En muchas empresas en las que hombres y mujeres deben vestir con formalidad -aunque para ir a trabajar, salvo honrosas excepciones, se debiera guardar siempre una cierta formalidad-  los viernes hay algo de “manga ancha”. Es lo que se ha empezado a llamar Casual Friday, Business Casual, Casual Day o dress-down Friday especialmente en los Estados Unidos. En España algunas grandes empresas también relajan su código de vestimenta los viernes. Se va imponiendo cierta informalidad ese día. También el horario es más corto y hacia las tres de la tarde, los empleados empiezan su fin de semana. Y ya va algo ligeros de ropa y no tienen que salir tirando de corbata en el portal o metiendo los tacones en el bolso para salir corriendo con más comodidad.

¿Informalidad qué es?

No hay una definición exacta de este código. Para empezar, la traducción de casual deja un margen muy ancho para su interpretación: en el “Collins” nos explican que es ropa de “andar por casa” o “de sport”. Pero en casa podríamos andar en pijama y zapatillas, y de sport puede ser con mono de esquiar. Digamos que ni lo uno ni lo otro: ¿qué os parece cómoda? Hemos preguntado a compañeros de otros países y hemos rebuscado aquí y allá y más o menos hemos concluido que un atuendo “casual” es, habitualmente, más “casual” que informal, pero más formal que deportivo. Y no es un trabalenguas.

Una compañera de Nueva York nos cuenta que la adopción de este código de vestimenta de los viernes llegó al continente desde Hawai. Allí los viernes son “Aloha Friday“. Ya en los años 40 del siglo pasado la Cámara de Comercio de Honolulu propuso el uso de camisas hawaianas durante los meses de verano. Y aunque la idea no tuvo mucho éxito entre los empresarios  -hiciera el calor que hiciera, los hombres de negocios vestían siempre con formalidad- el ayuntamiento y el condado sí permitieron a sus empleados vestir de sport entre los meses de junio y octubre. Las conocidas camisas hawaianas, sin embargo, sólo se podían lucir los viernes.

En los años 60 un grupo de fabricantes textiles (Hawaiian Fashion Guild) se propusieron institucionalizar ese viernes de camisa de colores y lanzaron para ello una campaña -Operation Liberation- . Regalaron dos camisas hawaianas a cada uno de los miembros de la Cámara de Representantes y del Senado de Hawai.  El inicio de esta tradición se fecha en 1966:  Wilson P. Cannon, Jr., presidente del Banco de Hawai las empezó a lucir con regularidad en la oficina. Hoy en día es de uso habitual a diario. La expresión Aloha Friday se ha quedado simplemente para señalar que es el último día de trabajo de la semana.

En general, en Estados Unidos consideran que el atuendo casual -esa informalidad de los viernes- significa quitarse el traje y la corbata e ir a la oficina con un pantalón tipo “chino” y una camisa de manga larga o un polo. Sin corbata. Pero nunca vaqueros, deportivas como calzado, faldas estrechas y cortas, camisetas o sudaderas. Los colores, neutros.

En España, pico arriba, pico abajo, el atuendo de los viernes se aligera más o menos de la misma manera: entre las bermudas y el traje, hay toda una gama de posibilidades. Sin corbata, que es el símbolo que marca esa informalidad del viernes, se llevan chaquetas tipo blazer o de sport -tejidos de lana o lana fría-; chaquetas de punto o tebas. Se combinan con pantalones “chinos” y camisas deportivas…¡lo que no quiere decir de leñador de Canadá!… o polos.

  

Para las mujeres la variación es menor: pueden rebajar el tacón, quitarse el traje de chaqueta y cambiarlo por falda o pantalón y blusa, y olvidarse de las medias. Pero como la variación de prendas es mayor y la moda manda ¡y mucho! salvo que vaya en plan tan desenfadado que llame la atención, rebajar la formalidad es mucho más sencillo.

Os dejamos un enlace a la Universidad de Toronto. Su “Dress for Success” es una guía básica para no equivocarse con la ropa en la oficina. Para completar el post, también creemos que puede ayudar este otro enlace de la web de Virginia Tech sobre desarrollo y carrera profesional con amplia información sobre Business casual attire. Aunque aquí andemos siempre con que lo de vestir adecuadamente es una tontería -¡¡¡esos cursis del protocolo!!!- nuestra imagen dice mucho de nosotros y del respeto que mostramos a nuestro entorno. Y allí esas cosas son muy serias en el mundo del trabajo….

Y para acabar, os recordamos uno de los post más vistos de este blog. Uno dedicado precisamente a este asunto: Sin corbata no es lo mismo que informal.