Con salero…

Tacones y rejillas son dos cosas incompatibles. Si intentamos a propósito meter un tacón por un cuadradito de alguna rejilla pocas veces tenemos la suerte de conseguirlo. Sin embargo, cuando una intenta no meter la pata…¡zas! ¡Entra solito..!

¿Cómo se sale de esta embarazosa situación? Con salero, sin aspavientos y con total naturalidad: nos pasa a todas.

La Duquesa de Cambridge en  Aldershot  (AP Foto/Matt Dunham)

La Duquesa de Cambridge en Aldershot (AP Foto/Matt Dunham) durante la celebración del día de San Patricio