III Congreso Internacional El Protocolo Contemporáneo

III Congreso Internacional El Protocolo Contemporáneo

“Protocolo y redes de investigación”

Se ha inaugurado esta mañana el III Congreso Internacional El Protocolo Contemporáneo (CIEPC) que se celebrará los días 29 a 31 de marzo en el Salón de Actos de las facultades de Derecho  y CC Políticas de la UNED. La conferencia inaugural, más que una conferencia al uso, ha sido toda una lección de historia y de aplicación práctica de la disciplina partiendo de la Biblia.

Han sido “los de Aragón”: José Javier Carnicer Domínguez,Jefe de Protocolo del Gobierno de Aragón; Mercedes Mairal de Mingo, Protocolo del Gobierno de Aragón; José María Gimeno Lahoz, Jefe de Protocolo del Parlamento de Aragón; José Luis Angoy García, Jefe de Protocolo de la Diputación Provincial de Zaragoza y Gema Fernández-Ges Marcuello, Jefa de Protocolo del Ayuntamiento de Aragón. Un grupo de profesionales que siempre consiguen sorprendernos por su  muy ingeniosa manera de enseñar, difundir y contar el protocolo.

protocolo

Su conferencia -“Del caos al orden”- se basaba en las lecciones de protocolo que pueden extraerse de la Biblia desde la primera línea. “Al principio creó Dios el cielo y la tierra. La tierra era una soledad caótica”, dice esa primera línea y eso es lo hacemos los organizadores de actos y protocoleros. Y para ello utilizamos una serie de técnicas de organización que no son nada modernas: en el Libro de los Libros, si sabemos leer con detenimiento, hay una lista larguísima de recursos que hoy son de plena actualidad y de uso constante.

La pantalla del Salón de Actos se ha partido en dos: en un lado, los recursos de la Biblia. Y en el otro, las técnicas de organización que, siendo las mismas, se siguen utilizando hoy: símbolos, precedencia, presidencias, comitivas, indumentaria, banquetes, insignias…

Y por si había dudas, los asistentes han participado: con el cartel que les identificaba como un personaje del Libro Sagrado, hemos probado la izquierda y la derecha y la ordenación de los actos. ¡Una magnífica iniciativa!

Antes de acabar, sorpresa final: nos han dejado a todos una “Gruesa de Sabiduría“. Todo un detalle que, junto a la estupenda lección magistral, han dejado el listón muy, muy alto. ¡Profesionalidad a todo trapo!