Persona non grata: un término muy diplomático

Persona non grata: un término muy diplomático

El gobierno venezolano decidió la semana pasada expulsa del país al embajador de España, Jesús Silva, y declararle persona non grata. Le concedió 72 horas para dejar el país. En un post de marzo de 2015 comentamos la riqueza del lenguaje diplomático y utilizamos de ejemplo dos palabras de uso muy habitual. En el texto mencionamos de paso otro término, el de persona non grata, al que hoy dedicamos el post.

¿Qué significa persona non grata?

El término está en latín y significa que la persona en cuestión no es bienvenida, no gusta a su anfitrión. En diplomacia, y referida a un embajador o a un miembro de la misión diplomática, significa que el gobierno del país a donde va a ir destinado no le acepta como tal. Como contamos en el post mencionado, cuando un gobierno quiere nombrar embajador a un diplomático y enviarle de Jefe de Misión al país que considere, primero pregunta si la persona elegida les parece bien. Y solicita que se acepte. En lenguaje diplomático, solicita el plácet. El rechazo, en caso de haberlo, se notifica advirtiendo al gobierno que lo ha solicitado, que la persona elegida no es grata, aceptable, bienvenida en el país que ha de acogerlo. Es una persona non grata. Aunque no hay obligación de motivar este rechazo, por cortesía internacional, esta negativa debería estar basada en hechos probados.

Del mismo modo, y ese es el caso que nos ocupa, pudiera ser que, aun habiendo sido aceptado un embajador en su momento, con el paso del tiempo, el gobierno del país ante el que está acreditado considere que no le gusta y que debe ser retirado. Por supuesto hay que alegar motivos de peso para ello. En el caso venezolano, el motivo esgrimido han sido las “continuas agresiones y recurrentes actos de injerencia en los asuntos internos” de Venezuela por parte del ejecutivo del presidente Rajoy.

¿Hay alguna norma, reglamento, ley o decreto que regule esta figura? La relaciones diplomáticas se regulan mediante el tratado internacional o acuerdo de la Convención de Viena sobre Relaciones Diplomáticas (1961) posteriormente completado por la Convención de Viena sobre Relaciones Consulares (1963), que entró en vigor en el año 1964.  En su artículo 9 se trata la figura de persona non grata:

Artículo 9

1. El Estado receptor podrá, en cualquier momento y sin tener que exponer los motivos de su decisión, comunicar al Estado acreditante que el jefe u otro miembro del personal diplomático de la misión es persona non grata, o que cualquier otro miembro del personal de la misión no es aceptable. El Estado acreditante retirará entonces a esa persona o pondrá término a sus funciones en la misión, según proceda. Toda persona podrá ser declarada non grata o no aceptable antes de su llegada al territorio del Estado receptor.

2. Si el Estado acreditante se niega a ejecutar o no ejecuta en un plazo razonable las obligaciones que le incumben a tenor de lo dispuesto en el párrafo 1, el Estado receptor podrá negarse a reconocer como miembro de la misión a la persona de que se trate.

¿Qué es llamar a consultas?

Aunque a los de a pie nos pille casi siempre de sorpresa el hecho de que expulsen a alguno de nuestros diplomáticos de un país, lo cierto es que hasta llegar a ese punto hay pasos previos que evidencian bien que las relaciones no van por buen camino, o bien que el rechazo es inminente. Rechazar de primeras, sin ser imposible, puede preverse:  una llamada a consulta es una orden para que el jefe de misión se presente urgentemente en su país ante el ministro para informar y recibir nuevas instrucciones o lo que la situación precise en cada momento.  Puede ser que se encauce el problema y el jefe de misión pueda volver sin más o, por el contrario, vista la situación, ir haciéndose a la idea de que el rechazo es inminente y hay que proceder al recambio.

De hecho, y al hilo de este caso, el gobierno de Venezuela  ya había llamado a consultas a su embajador en Madrid unos días antes. El motivo alegado para esta llamadas fue la indignación por las últimas sanciones adoptadas por la Unión Europea de las que el presidente Maduro culpa al presidente Rajoy.

Para los amantes de este lenguaje, el MAEC tiene una lista de los términos diplomáticos más frecuentes. Este es el enlace.

(Fotos:  llegada a Madrid del embajador Silva; declaraciones en Madrid; abc.es; sello)