Premios y regalos: los “Oscar” dan para mucho

Premios y regalos: los “Oscar” dan para mucho

Como es imposible no saber, el domingo por la noche se entregaron los premios Oscar. Ya sabemos quien se ha llevado las estatuillas y quien se ha quedado con las ganas. Lo que a lo mejor no sabemos todos es, que aun sin llevarse el Óscar a casa esa noche, los nominados de algunas categoría no se van a casa con las manos vacías.

La bolsa de regalo

Para los 25 nominados de las categorías de Mejor Actor y Actriz; Mejor Actor y Actriz de reparto y Mejor Director que no se alcen con el galardón habrá un regalito de consolación. Es la llamada “goodie bag” o, también, “Everyone Wins“. Es decir, es una bolsa que contiene una serie de obsequios cuyo valor total este año asciende a casi 180.000 dólares (unos 165.000 euros).

La bolsa contiene diferentes productos. Por supuesto, de belleza -y no precisamente baratos-:

  • Adonis Arcana men’s grooming and skincare red carpet gift set
  • Danucera award-winning cerabalm and D22 Tonic
  • EpicLight Beauty Radiant Duo blush + lip balm
  • Goodal Vitamin C serum + eye gel patch
  • Hotsy Totsy Haus Deafinitely Divine Glow Kit
  • Instytutum result-driven skincare gift set
  • Kenra platinum blow-dry spray
  • Miage ultra-luxury transformative skincare products
  • Potenza RF microneedling by Cynosure
  • Serucell post-procedure restorative recovery serum

Esta es sólo la lista de productos de belleza que contiene la bolsa de regalo, la entera del contenido la tenéis en este enlace.

Pero también accesorios de cocina -un grill de infrarrojos portátil por valor de 1.300 dólares, que por supuesto, no se entrega sin más, sino que se instala en el jardín del agraciado-, salud y bienestar, comida para mascotas, decoración, comida y bebida -tequila, incluido-, libros, ropa, complementos… incluso un cubo de Rubik 50th Anniversary Collector’s Edition.

Y viajes. Que siempre es el regalo de más valor. Este año hay tres: una escapada a Suiza para 10 personas, un retiro de bienestar de una semana en el sur de California y tres noches en Saint Barths, una de las zonas más lujosas del Caribe.

¿A quién se le ocurrió la idea?

Pues a un virginiano llamado Lash Lary fundador de la empresa Distintctive Assets.

Entrega estos regalos desde hace 22 años y lo hace sin apoyo de la Academia de Cine, aunque ya empezara a perfilar la idea desde hace 25 con los Premios Grammy: montó una Start Up en la que vendía “ropa y joyas para programas de televisión”. Y fue entonces cuando se le ocurrió la idea de pedir a las marcas que prestaran su ropa a los nominados. El se comprometía a que la lucieran en la gala. Cobraba por la mediación: ¡convencer a una estrella que lleve una u otra marca ese día tampoco es tarea fácil! En los Grammy reparte 150 bolsas aunque son de menor valor -¡36.000 dólares!- que las de los Óscar.

En los premios de cine, la idea que subyace tras estas bolsas es la misma: unir famosos a marcas. Y procedió de la misma manera: tu me das el producto y yo lo pongo en manos de un famoso. Si ellos lo tienen, lo gastan, lo usan, la gente lo querrá también. Y así ha sido. Hasta tal punto, que para elegir aquellos productos que van a incluirse en la bolsa ya no busca tanto: espera. Siguiendo la política estadounidense : “First come, first served”. Si cumple los estándares de calidad de Distinctive Assets, entra. Sea una empresa enorme, o sea una menor. Artesanales o grandes multinacionales. Escoge o busca el producto que cree que puede ser de interés para las estrellas y pide una cantidad para regalar. Y una tarifa para él, por molestarse en hacer el resto del trabajo. Que es, además de mediar con representantes y artistas, preparar la bolsa y entregarla -¡en mano!- al nominado. Esté donde esté.

Raro es que la bolsa no llegue a su destino: si el nominado no la quisiera -cosa que no pasa salvo en algunas pocas ocasiones- se le entrega a otro aspirante a ser premiado. Aunque con los viajes hay una norma: son personales e intransferibles. Claro, que algún caso ha habido de mandar a un familiar por imposibilidad material de disfrutar del regalo. ¡A veces dan más juego los familiares que las propias estrellas! Y compensa.

¡A Óscar no se lo llevan, pero mal, mal no vuelven a casa!

(Fotos: estatuilla en la web de los premios; crema y hotel en Hello! productos de la bolsa de este año: El País)