Primeros pasos protocolarios

Primeros pasos protocolarios

Decíamos en el post de saludo del lunes que esta semana íbamos a tener mucha ceremonia protocolaria en el tintero. Y así está siendo. Después de la promesa del presidente Sánchez y del nombramiento de los nuevos ministros ha venido la promesa de éstos ante el Rey y el traspaso de las carteras.

Sucede en todas las legislaturas que los ministerios -que en realidad se llaman departamentos ministeriales- cambien de nombre o de apellido. Cuando se van conociendo los nombres de las personas que van a ocupar el cargo no sólo les prestamos atención a ellas, sino también a sus departamentos: ¿les han quitado o añadido competencias? Escuchamos la lista según la va desgranando el presidente el lunes pasado en su comparecencia ante los medios de comunicación en la puerta de acceso al Palacio de la Moncloa…

… pero, como cuando se cogía la lista de los premios de la lotería al oído, es mejor esperar a verlo publicado en el BOE. Es el Real Decreto por el que se reestructuran los departamento ministeriales: el RD 829/2023 de 20 de noviembre:

¡Lo dicho! Siempre hay novedades. A efectos prácticos, que son lo que en protocolo tenemos que tener bien claros, es importante saber, para poder preparar la cartera del nuevo cargo, si es ella o él y si mantiene, alarga o acorta el nombre del ministerio.

Mientras en los correspondientes departamento de protocolo andamos a la carrera para preparar ese acto que está por llegar -aunque en algunos ministerios que no cambian de titular no se organizan- los nuevos ministros se preparan para prometer sus cargos ante el Rey. Ya hemos comentado muchas veces que en protocolo no se improvisa -más que lo justo-, lo que significa que también hay instrucciones para esa ceremonia:

Y se cita con tiempo para ensayar: la entrada al salón de audiencias, el orden en el fondo de la sala; la promesa ante el Rey, el saludo -girando como en corro- y la foto de familia.

¡Aún así siempre hay algún traspiés, algún chascarrillo o algún despiste! Ayer vimos equivocarse a la ministra Calviño que dudó de dónde tenía que colocarse tras la promesa, oímos añadir “y ministra, por supuesto”, a la ministra Ana Redondo, tropezar al ministro Escrivá…¡Hoy los medios nos han contado ya las mil anécdotas propias de los nervios del momento!

Prometido el cargo, los ministros se someten al intercambio de carteras. Os lo hemos contado en este enlace –El traspaso de carteras– en abril de 2023. Y como entonces, también ayer hubo muchas anécdotas: el discurso de la ministra Calviño se lo llevó por error el ministro Escrivá que le antecedió en el atril; al ministro Marlaska casi se le cae la cartera; la ministra García contó anécdotas familiares; el ministro Iceta entregó la cartera con alegría a la ministra Alegría; hubo risas y hubo lágrimas… Como dijo al inicio de su discurso el ministro Hereu, ¡vaya mañana de trajín!

Hace un rato han hecho el paseíllo con su nueva cartera, se han hecho la foto de familia y han desaparecido en el interior del Palacio de la Moncloa a sentarse en el primer Consejo de Ministros de esta legislatura.

Todo medido y ensayado: algunos tienen experiencia, ¡pero otros no! Y la veteranía se nota…

Claro, que cada uno l entiende a su manera…

(Fotos: presidente Sánchez en la puerta de Moncloa; ministro de Industria y Turismo; ministra de Industria, Comercio y Turismo; promesa ante el Rey; Consejo: captura de pantalla: La Sexta; ministra Calviño; ministra Robles).