Rezando bajo la lluvia

Cuando organizamos un acto al aire libre debemos preparar siempre un plan B por si acaso. La improvisación no es buena y aunque haya quien crea que se puede salir de un apuro con imaginación, un buen profesional sabe que es mejor prevenir. Hay soluciones tan sencillas como la de tener paraguas suficientes por si llueve, o incluso, chubasqueros…