Trump en el Vaticano: la etiqueta

Trump en el Vaticano: la etiqueta

El presidente estadounidense sigue de viaje por Europa. Tras Arabia Saudí e Israel, lo siguiente en el programa ha sido la visita al Papa Francisco en el Vaticano. Siguiendo el guión habitual de estas visitas -lo contamos en marzo de 2014 con motivo de la visita de Obama al Vaticano-, Trump y su séquito han compartido 17 minutos con el Santo Padre.

En este corto espacio de tiempo se cumplen varios hitos protocolarios: la charla privada, la entrega de regalos

Vaticano Vaticano

y la foto de familia.

Vaticano

Y ha sido precisamente esta foto la que ha provocado más comentarios y opiniones. No. No por la cara de “pocos amigos” del Papa. Han sido los velos de Melania e Ivanka los que han hecho correr ríos de tinta.
Unos medios de comunicación comentaban que no tenía sentido no cubrirse en Arabia Saudí y sí hacerlo en el Vaticano (La Vanguardia, El Nacional.cat) -recomendamos, al respecto el post de Diana Rubio en su blog Política y Protocolo-; otros explicaban porqué iban de negro y con mantilla (sic) (Univisión Noticias) y a otros les parecía que el estilismo no era adecuado (El Condidencial.com) pero que “atendían al protocolo vaticano” (Hola). En los telediarios de Tele 5  no sabían “si mandaba el protocolo” y llamaban mantilla al velo de encaje, e incluso un notable columnista de la SER, decía en su telegrama que las mujeres vestían “conforme al protocolo”.

Todos sabemos que ir a visitar a un Jefe de Estado -y en el caso del Papa, además, a un jefe espiritual- requiere una determinada indumentaria. Visitar el Vaticano “pide” que nos acicalemos un poco más de lo habitual. ¿Hay normas de etiqueta obligatorias? No. Nos las hay. Hay una serie de recomendaciones de las que informan en la Prefectura de la Casa Pontificia. Allí, la Oficina para las celebraciones litúrgicas del Sumo Pontífice recomienda no sólo un comportamiento sencillo y natural durante la visita, sino que, además, dan unas pautas sobre la indumentaria que no difieren especialmente de las que se darían para visitas a otro mandatario.

En resumen, y como podréis leer también en el post De visita al Vaticano que ya publicamos en septiembre de 2013: 

Hombres: se recomienda un traje oscuro, con corbata. Puede utilizarse también uniforme (si se diera el caso) o traje nacional (si esta es la opción elegida, suelen supervisan que no sean demasiado estridentes).

Mujeres: se recomienda usar un vestido –largo a la rodilla- de tonos oscuros, sin escotes y con manga larga. Pueden ir sin cubrir la cabeza. La mantilla es opcional. El blanco –il privilegio del bianco– se reserva a las reinas católicas.

Por los salones del Vaticano han pasado miles de mandatarios, algunas reinas y muchas consortes. Rara, rarísima es la vez en la que no haya comentarios al respecto. Aquí tenéis una galería de algunas fotos de familia que también, como hoy, dieron mucho que hablar (sin nombres, sólo cargos):

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Galería

Holanda

 

 

(Fotos: El País;