Últimos detalles: no por ello, menos importantes

Últimos detalles: no por ello, menos importantes

A menos de 24 horas del inicio del cónclave bulle la actividad en el Vaticano. Hay miles de detalles que para cualquier amante del protocolo no pueden pasar desapercibidos. Entre la riqueza del proceso y su origen histórico nos olvidamos que, además, hay una técnica de organización muy depurada y un protocolo muy simbólico que hace las delicias de quienes estos días no quitan ojo a lo que sucede en Roma.
Vamos a ver algunos.

Hoy, lunes 11 de marzo, unas 90 personas -entre oficiales y encargados del servicio(*) durante el cónclave-, jurarán guardar secreto de lo que escuchen o vean ante el cardenal Camarlengo y en la Capilla Paulina:

Io N. N. prometto e giuro di osservare il segreto assoluto con chiunque non faccia parte del Collegio dei Cardinali elettori, e ciò in perpetuo, a meno che non ne riceva speciale facoltà data espressamente dal nuovo Pontefice eletto o dai suoi Successori, circa tutto ciò che attiene direttamente o indirettamente alle votazioni e agli scrutini per l’elezione del Sommo Pontefice.
Prometto parimenti e giuro di astenermi dal fare uso di qualsiasi strumento di registrazione o di audizione o di visione di quanto, nel periodo della elezione, si svolge entro l’ambito della Città del Vaticano, e particolarmente di quanto direttamente o indirettamente in qualsiasi modo ha attinenza con le operazioni connesse con l’elezione medesima.
Questo giuramento dichiaro di emettere consapevole che una infrazione di esso comporterà nei miei confronti quelle sanzioni spirituali e canoniche che il futuro Sommo Pontefice (cfr can. 1399 del C.I.C.) riterrà di adottare. Così Dio mi aiuti e questi Santi Evangeli, che tocco con la mia mano.

(Constitución Apostólica “Universi Dominici Gregis”, Art. 48)

(*)serán:
-el Maestro de Celebraciones Litúrgicas del Pontífice.
-los ceremonieros pontificios.
-el eclesiástico elegido por el cardenal Decano para que lo ayude en su oficio.
-los religiosos y religiosas encargados de la Sacristía Pontificia.
-los religiosos de varias lenguas para las confesiones.
-los médicos y enfermeros.
-los encargados de los ascensores del Palacio Apostólico.
-el personal encargado del comedor y la limpieza.
-el personal de la Florería y de los Servicios técnicos (UDG num. 5 y 51)
-los encargados del transporte de los electores desde la Domus Sanctae Marthae al Palacio Apostólico.
-el Coronel y un Mayor del Cuerpo de la Guardia Suiza Pontificia encargados de la vigilancia alrededor de la Capilla Sixtina.
-el Director de los Servicios de Seguridad y Protección Civil con algunos colaboradores.

Mañana a las 10.00 se celebrará la misa “Pro eligendo Romano Pontífice” en la basílica de San Pedro. El libreto se puede ver en:
http://www.vatican.va/news_services/liturgy/calendar/ns_liturgy_calendar_sp.html
Presidirá la liturgia el cardenal Decano, Angelo Sodano, y la concelebrarán todos los cardenales, incluidos los no electores. Durante el ofertorio se escuchará un motete de Palestrina.

En los asientos de la Capilla Sixtina los cardenales electores tienen ya la Constitución Apostólica “Universi Dominici Gregis”, el “Ordo rituum conclavis” y el libro de la liturgia de las horas.

 

El Cardenal Lombardi, ha contado en la rueda de prensa de esta mañana que “las “fumatas” se producen con la quema de las papeletas de la votación final de la mañana o de la tarde, es decir alrededor de las doce en el primer caso y de las siete, en el segundo.