Y ceder, ceder, ceeeeder…

Y ceder, ceder, ceeeeder…

Y ceder, ceder, ceeeeder…

Que el 23 de abril es el Día del Libro, Sant Jordi o el de la entrega del Premio Cervantes es cosa sabida. Especialmente porque a los protocoleros no se nos pasa una ceremonia de la solemnidad e importancia que tiene ésta. Como todos los años, las discusiones, análisis y reflexiones sobre la mesa presidencial, sus ocupantes, la ordenación en ella y otros aspectos protocolarios al respecto, han llenado el espacio de internet. Entre las preguntas habituales no falta la de por qué no presidía el rector de la Universidad de Alcalá, pues es su casa la que cobija el acto pues de muchos es sabido que “el rector siempre preside los actos de su universidad”.

Ceder la presidencia

El rector es “dueño” del lugar donde se celebra la entrega pero que no es quien convoca. Por tanto, estará o no, por deferencia en esa mesa, pero tendrá que ceder su anfitrionaje a quien realmente convoca el premio: el Ministerio de Educación, Cultura y Deportes. El ministro del ramo, presente siempre en esa presidencia, sin embargo, tampoco preside la mesa: al estar presentes autoridades de rango superior -el Rey, el Presidente del Gobierno y el de la Comunidad Autónoma- cede su sitio tantos puestos como cesiones haga. Por detrás del rector en el RD 2099/83, Art. 12 de precedencias de autoridades, sólo quedan ya el alcalde del municipio donde tiene lugar el acto, que va inmediatamente detrás y los otros dos cargos presentes: el secretario de estado de cultura y el alcalde de Alcalá de Henares. Evidentemente son los dos últimos puestos.

1: Rey
2: Reina
3: Presidente del Gobierno
4: Presidenta de la Comunidad Autónoma de Madrid
5: Ministro de Cultura
6: Rector de la Universidad de Alcala
7: Alcalde de Alcalá de Henares
8: Secretario de Estado de Cultura

Hay que reconocer, que si bien están claros los seis primeros puestos de esta presidencia –presidencia par– los dos o incluso tres últimos puestos, no todos los años los ocupan los mismos tres cargos de la misma manera. ¡Depende!

Para ilustrar las variaciones aquí va una galería de fotos de otros años.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La cesión es asunto peliagudo. Tiene algunos detalles que deberíamos conocer y por eso le vamos a dedicar un post especial dentro de un par de días. Cesión clásica o moderna: lo veremos.

 

 

(Fotos: El País, Casa Real, ABC, El Mundo)