Un banquete sin corbata

Se nota que es verano: nuestros seguidores han preferido esta semana entradas más ligeras. Es tiempo de comidas con amigos y es tiempo de quitarse el traje y la corbata. ¿Será por eso que las entradas más vistas han sido aquéllas en las que tratábamos la forma de indicar el protocolo de una mesa y de enseñar la diferencia entre “sin corbata” e informal? ¡Seguro que sí!

El 7 de agosto os contamos lo que significa protocolizar un banquete. Y decíamos que “Protocolizar un banquete es descansar”. Y así es: todo aquello que podamos dejar “ordenado” dará menos trabajo el día que en se celebre. Eso es tiempo que ganamos para dedicarlo a nuestros invitados. Si tenemos que estar pendientes de ver si se forman grupitos; de si la entrada al comedor puede derivar en guerra de guerrillas con las mujeres -especialmente, las mayores- reservando sillas con ayuda de bolsos, chales o chaquetas; de si a Fulano y a Mengano tienes que tenerles alejados para que no salten chispas…. ¡ni tiempo hay para otros posibles problemas de última hora, ni, sobre todo, para estar con los invitados y disfrutar de su compañía!

El banquete de la aldea gala

http://protocoloalavista.com/protocolizar-un-banquete-es-descansar/

La segunda entrada más vista esta semana ha sido la dedicada a diferenciar el vestuario informal del formal. No nos hemos metido con el deportivo, pues queda, para nosotros, fuera del ámbito protocolario: ni al trabajo, ni a los actos habituales se va en chandal. Eso queda para el protocolo deportivo, donde, desde luego sí hay materia para analizar. En “Sin corbata no es lo mismo que informal” partimos de una foto de los presidentes Obama y Putin, ambos sin corbata pero ambos con traje formal. No: no es lo mismo. Quitarse la corbata no significa que le hayamos dado el toque informal al atuendo. Sólo es quitarse la corbata,cosa que se hace en casa al acabar la jornada. Y para disipar dudas, vimos qué se considera informal, semi formal o formal cuando de vestuario se trata.

http://protocoloalavista.com/sin-corbata-no-es-lo-mismo-que-informal/

Sin corbata: de Robert Rabensteiner