Esmoquin de lagarterana: la prenda de moda

Esmoquin de lagarterana: la prenda de moda

Los de protocolo, cuando hablamos de etiqueta solemos referirnos a los trajes adecuados a los diferentes eventos en según qué horario. Indumentaria protocolaria, dice el correspondiente capítulo de nuestros manuales y guías. Para cada tipo hay una serie de prendas con sus correspondientes complementos. Cada uno los suyos. No es cuestión de polemizar, pero lo mismo que cuando se habla , por ejemplo de un traje de fallera y se enumeran las prendas que lo componen -y ni duda nos cabe de que son esas y se lucen así-, los trajes “de etiqueta” se componen de diferentes y determinadas prendas. Frac, esmoquin y chaqué ni son lo mismo, ni se componen de las mismas prendas, ni se lucen de la misma manera.

Cierto es también, que desde que existe “la moda“, todas las prendas que usamos -las de diario, las de fiesta, las deportivas- están sujetas a los vaivenes, gustos, tendencias y novedades que marcan diseñadores y empresas del sector. Inconveniente, ninguno.  De esta manera los trajes van incorporando detalles, con más o menos acierto, que los adecuan a los tiempos. Los puristas protestarán, porque “las cosas son así de siempre” y un manteo segoviano no puede convertirse en pantalones, por muy moderna que sea la idea. Será otra cosa, pero manteo no.

Pero en estos convulsos tiempos del “me pongo el mundo por montera” como filosofía de vida -o “sin complejos” como decía aquel anuncio de whisky Dyk- no sólo se ha perdido el uso correcto de los trajes, sino que “se lleva” la mezcla de prendas o el detalle “original” para marcar territorio. Antes, cuando uno vestía de forma poco adecuada, habitualmente por exceso,  se le decía que “iba vestido de lagarterana”.  Hoy se usa poco la expresión, lo que sin embargo, no quiere decir que no haya aficionados… ¡los hay! Hoy subimos al blog al “lagarterano” de turno:

Y no será porque no sabe qué prendas componen un esmoquin…

esmoquin

¡Feliz fin de semana a todos!Nos acercamos peligrosamente a las “entrañables”: ¿ya hemos puesto todos el árbol? ¿Y el Belén?

 

(Fotos: captura del HOLA y 10 minutos)