Vestimenta judía en la serie Unorthodox

Vestimenta judía en la serie Unorthodox

Estas últimos meses la serie “Unorthodox” ha sido, no sólo una de las más vistas, sino también una de las que más curiosidad ha provocado entre el gran público. La historia -basada en la experiencia de la escritora Deborah Feldman y plasmada en su libro The Scandalous Rejection of My Hasidic Roots– de una joven judía de la comunidad ultraortodoxa Satmar en Williamsburg (Nueva York) que huye de su casa y de su matrimonio en busca de su identidad.

Es innegable que las costumbres y formas de vida de esta comunidad, como pasa también, por ejemplo, con los Amish, tan alejadas de las occidentales con las que conviven y el mantenimientos de las mismas a lo largo de los siglos llama mucho la atención. Aunque no sean documentales, son guiones en los que lo desconocido provoca mucho interés por ser historias reales, aunque haya que aderezarlas siempre un poco por aquello del interés mediático. Pero siempre nos enseñan algo y sobre todo, nos provocan las ganas de saber más. Y eso es lo que nos ha pasado a nosotros. Además de querer enterarnos más y mejor sobre esta comunidad, hemos querido buscarle el punto protocolario para encajarlo en el blog. Nos hemos decantado por un aspecto muy vistoso: la vestimenta. Así pues vamos a ver las piezas que hemos visto lucir a nuestros protagonistas masculinos de la serie. A las mujeres les reservaremos otro día.

¿Qué vestía Yanki Shapiro?

La Torá explica que Adán y Eva vivían desnudos pues no estaban avergonzados de nada, pero tras el pecado de la manzana si tuvieron conciencia de su desnudez y tuvieron que buscar con qué cubrir su vergüenza. Es el origen de la indumentaria: lo que cuenta es la persona, el envoltorio no. Así pues, sobra casi todo.

A los hombres siempre les hemos visto vestidos de negro: pantalón, chaleco, levita y gabán. La camisa es blanca y clásica. Abrochan el lado derecho sobre el izquierdo. La vestimenta ortodoxa sigue las enseñanzas de la Cábala que asocia el lado derecho del cuerpo con la amabilidad y el izquierdo con el buen juicio.

 

Lucen siempre sombrero. También negro: color por respeto a Dios. En realidad, se cubren dos veces la cabeza. Con la Kipá sobre la coronilla pues la costumbre judía es la de mantenerla cubierta tanto en una lugar sagrado -una sinagoga- como estudiando la Torá, rezando o compartiendo comida: en realidad, cuando estén en presencia de Dios y eso significa, siempre. (Mucho más sobre esta pieza en este enlace)

Y una segunda -el sombrero- que debe recordar que por encima de ellos siempre está Dios. Habitualmente sombreros Clergy, Welt Edge y Snap Brim.

   

Se fabrican con pelo de animal –conejo, liebre o castor-, se lija con escamas de tiburón y se fija con laca india para endurecerlo. Cada comunidad lleva los suyos. Por ejemplo: los  satmar de Jerusalén utilizan piel de conejo, pero los de Nueva York, piel de liebre.

A Yanki y a sus familiares les hemos visto también lucir durante el Shabat y otras grandes celebraciones judías, el sombrero de pelo de visón -cada uno hecho con la piel de 6 animales- llamado Shtreimel. Sólo lo pueden usar los hombres casados.

El shtreimel tiene también variaciones: spodik y kolpik. Este enlace -en inglés- es muy interesante para quien quiera profundizar en las diferencias.

Otras piezas de la vestimenta judía

En la serie hemos visto otras piezas de la vestimenta.

Bajo la chaqueta, visten una especie de poncho (se mete por la cabeza y no tiene mangas) o chal de color blanco con unas franjas negras en los extremos y unos flecos en las cuatro puntas. Es el Talit, un manto de oración que se utiliza para rezar.

Hay dos: el gran manto –talit gadol– con franjas negras que se utiliza durante las plegarias de la mañana y con el que se cubren hombros y cabeza y el pequeño manto –talit katan – que la mayoría viste debajo de la camisa.

 

Los flecos anudados de las cuatro puntas se llaman Tzitzit: representan las 613 harás y no harás de la Torá. “Cada letra del alfabeto hebreo tiene un valor numérico correspondiente. El valor numérico de las cinco letras que forman la palabra hebrea Tzitzit suma 600. Si sumamos ocho cuerdas y cinco nudos de cada fleco, el total es 613“. *

No queremos alargarnos más. Nos quedan las mujeres. Para ellas dejaremos otro miércoles.

 

 

 

 

 

 

*Chabad.org

(Fotos: Yanki Shapiro; kipá; niños con sombrero; cena del shabat; boda; talit katán;