“Bésameeeeee, bésame muuuuucho….”

Hace dos años, día arriba, día abajo, el presidente Obama se reunía con la líder de la oposición de Myanmar, Aung San Suu Kyi, en su casa de Rangún. La prensa se hizo entones eco del gesto de desagrado de la mujer ante el beso de saludo que le plantó el Sr. Obama.
En Myanmar, como en Camboya o Tailandia, es preferible guardar las distancias. El saludo habitual es juntar las palmas de la mano en señal de respeto, aunque ya se acepte el tradicional apretón de manos. Ella intentó evitarle, pero Obama ganó la partida.

Aung San Suu Kyi Y Obama en Rangún 2012

En el blog le dedicamos una entrada a aquel beso:
http://protocoloalavdista.wordpress.com/2012/11/25/a-ver-que-te-bese-reina/

No hace ni una semana que Aung San Suu Kyi y Obama se han vuelto a reunir en Rangún. Al igual que la vez anterior,  el presidente estadounidense la recibió con un par de buenos besos. Dado que el saludo tradicional en Myanmar no ha cambiado nada en los dos últimos años, o a la líder de la oposición se le ha pasado el asco o alguien le recordó que en occidente sigue vigente la costumbre de besar a las mujeres con toda naturalidad y ella se aplicó el cuento, y resultó una alumna aventajada…

Aung San Suu Kyi y Obama
Aung San Suu Kyi y Obama

image