Las condecoraciones se lucen

Las condecoraciones se lucen

Al contrario que en el caso de los hombres, las mujeres tiene pocas ocasiones para lucir sus condecoraciones: sólo las fiestas de gala, en las que la indumentaria es el traje largo y cuando la invitación lo indica. Aunque cada país pueda tener sus particularidades, lucir es enseñar. No es tapar.

Cierto es que la ropa femenina no  las “admite bien” y “pegan poco” con los diseños de sus vestido, pero para ellas se han inventado versiones más pequeñas que se puedan añadir con cierta gracia al traje.

La banda que corresponde a la condecoración o a la orden es más estrecha y se llama bandín.  Se coloca del hombro derecho a la cadera izquierda.

En nuestro país la norma para lucirlas dice:
-las órdenes se llevan con un  lazo de los colores de la orden del que cuelga la medalla.
-las cruces, a elegir una si se poseen varias, en el lado izquierda encima del pecho.