La Dama Ujier de la Vara Negra

La Dama Ujier de la Vara Negra

La Dama Ujier de la Vara Negra

La apertura del Parlamento británico la preside el monarca desde 1536. Es una ceremonia cargada de simbolismo, reúne toda la pompa y circunstancia que sólo los británicos han sabido mantener en su esplendor y se celebra con pocas variaciones desde la época de los Tudor. Dedicamos en mayo de 2013 una serie de cinco entradas a esta ceremonia.

Actores principales de la ceremonia hay algunos: materiales y personales,  a los que nosotros llamamos entonces, actores del acto. Los materiales llegan al parlamento en carroza. Los símbolos de la autoridad del monarca -conocidos como “Cap of Maintenance”- la Corona Imperial, la Espada de Estado y la capa, sacadas para la ocasión de la Torre de Londres, se llevan al Parlamento en la carroza de la Reina Alejandra. Con escolta de gala: el interventor de la oficina del Lord Chamberlain lleva la Corona Imperial, el interventor asistente lleva la capa y un caballero elegido al efecto, la Espada de Estado.

Pero, como os contamos entonces, entre los actores hay uno muy especial. El encargado de llamar a los Comunes para que vayan a escuchar el discurso de la Reina. Es el Gentleman Usher of the Black Rod  (el Caballero Ujier de la Vara Negra) o simplemente, el  Black Rod (Vara Negra).

El cargo lo ocupa un oficial real cuya misión original en el siglo XIV era atender las ceremonias asociadas a la Orden de la Jarretera. Se tienen referencias de un primer Vara Negra, Walter Whitehorse, que ya en 1361 ejercía un puesto similar como Usher to the Order of the Garter (Ujier de la Orden de la Jarretera). Pero el primer detalle de sus obligaciones se encuentra en los estatutos de la Orden de 1522. La vara simboliza la autoridad que permite al Ujier a todo aquel que ofendiera los estatutos y leyes de la misma.

La relación del Parlamento con este guardián también se refleja en los estatutos de 1522: le asigna adicionalmente la obligación de atender las puertas de la “High Court called Parliament”. En el Diario Oficial de la Cámara de los Lores se menciona en 1601 a Richard Coningsby en el cargo y en 1614 como la persona que llama a los Comunes para ir a escuchar al rey. Aunque la llamada en la puerta que aun hoy se representa en cada apertura del Parlamento date -o se piense que es- de 1642, año en el que Carlos I entró en la cámara y arrestó a 5 de sus miembros.

Hoy en día, el puesto combina su actuación en la ceremonia de apertura del Parlamento con el de Sargento de Armas de la Cámara de los Lores y el de Secretario del Gran Lord Chamberlain. Es responsable de las grandes ceremonias del Palacio de Westminster, de los controles de acceso a la Cámara de los Lores, mantiene el orden dentro de sus recintos y es responsable, también, de todo lo relacionado con el mantenimiento doméstico del edificio entre otros.  Además, es responsable de los espacios que la reina utiliza cuando acude al Palacio de Westminster: the Robing Room,  the Royal Gallery y la Capilla de St Mary Undercroft. 

Aunque, evidentemente, su papel más conocido sea el que desarrolla en la ceremonia de apertura del Parlamento. En ella porta la vara negra de ébano con la que golpea la puerta de la Sala de los Comunes para pedirles que vayan a escuchar el discurso de la reina a la Sala de los Lores. Por tradición, cuando se acerque a ella para avisar a los parlamentarios, se la cerrarán de de golpe antes sus narices, simbolizando así la independencia de los Comunes de la monarquía. Por ello se verá obligado a tocar tres veces a la puerta y esperar a que se la abran. Será entonces cuando les solicite ir a escuchar el discurso de la reina. Como también manda la tradición, sus señorías saldrán a regañadientes, remoloneando y haciendo notar que van, por ir, pero sin interés y sin ganas.

La Dama que no el caballero

Aunque el cargo lo ha ocupado siempre un hombre -durante 650 años seguidos- desde enero de este año lo ocupa por primera vez una mujer. Sarah Clarke será la primera Lady Usher of the Black Rod. La Sra. Clarke, directora hasta ahora del torneo de Wimbledon y especialista en ceremonial deportivo, presentó su solicitud al puesto en noviembre del año pasado. En enero fue presentada a la reina Isabel II junto a su equipo de expertos en Buckingham Palace. En este encuentro con la reina, Isabel le entregó la vara, una pieza de ébano,que en su extremo superior tiene un león dorado y una corona; en el centro un orbe de oro y en su base, un soberano de oro, mide alrededor de un metro y data de 1883.

La nueva Dama de la Vara será presentada a los miembros del Parlamento una vez se reinicie la actividad parlamentaria tras las vacaciones. Estaremos pendiente de la noticia. Sustituye a David Leakey, que se jubiló recientemente.

 

 

(Fotos: bbc.com)